Aunque hace unos años el aceite de Argán era prácticamente un desconocido para nosotros, en la actualidad cada vez podemos encontrar más productos que cuentan con este aceite en su composición. ¿Pero conoces los beneficios y propiedades del aceite de argán?

Beneficios y propiedades del aceite de argán

Originaria de marruecos, la planta de Argán es un arbusto espinoso que produce bayas comestibles de las que se obtiene un aceite muy apreciado tanto para su uso cosmético, como  para su consumo.

En su uso culinario el aceite es extraído  de las semillas después de un proceso de tueste que potencia el sabor y aroma, mientras que para su uso cosmético se utiliza el aceite obtenido a partir de las semillas crudas. Marruecos es su principal productor y exportador debido a su carácter endémico.

Las mujeres bereberes han utilizado  desde hace siglos el aceite de Argán como cosmético para rejuvenecer y proteger la piel, estudios  actuales realizados en el mundo occidental han confirmado sus propiedades antioxidantes, regeneradoras, hidratantes y antiinflamatorias.

Su alto contenido en esteroles, específicamente en escotenol y espinasterol que no es posible encontrar en esas cantidades en ningún otro aceite vegetal del mundo. Lo hace muy efectivo a la hora de tratar problemas de artritis y reumatismos. Tanto administrado de modo oral como por vía tópica en forma de masaje, actúa calmando las articulaciones doloridas.

 

Puedes probarlo en forma de aceite o en cápsulas

Su ingesta en forma de aceite o en cápsulas ya preparadas, ayuda a neutralizar el colesterol  “malo”, regular la hipertensión y protege el hígado. Últimamente incluso se está hablando de su papel protector frente a determinados tipos de cánceres. Empieza a ser imprescindible en el terreno de la medicina.

Utilizado de forma externa, por la abundancia de aceites grasos insaturados y su alto contenido en lupeol, favorece la generación de queratinocitos, células que producen la queratina.

Esto último lo hace ideal de cara a tratar todo tipo de problemas de piel y cabello como uñas quebradizas, cabello débil, piel seca, o para el tratamiento de estrías y cicatrices, ya que al contrario de lo que ocurre con otro  tipo de aceites, el aceite de argán no obstruye los poros e hidrata en profundidad.

 

Si quieres comprarlo, te recomendamos que compres este aceite esencial de argán bio, es de las mejores opciones que encontrarás.