Una de las grandes preocupaciones que tienen hombres y mujeres es lucir una sonrisa de película. Está claro, que tener los dientes blancos no es sencillo y hay maneras de conseguirlo más eficaces y menos. Por eso mismo, hoy veremos, cómo blanquear los dientes naturalmente, sin químicos y plásticos como los que tienen las pastas de dientes convencionales.

Remedios Naturales para los dientes amarillos

Tener unos dientes blancos, fuertes y sanos es posible, y no hace falta que pases por el dentista para algún proceso de blanqueo invasivo que estropeará tu esmalte natural. Existen muchos remedios naturales que nos lo ponen en bandeja y que hoy vamos a compartir contigo, para que empieces a lucir esa sonrisa blanca y bonita que te mereces.

Alimentos que blanquean los dientes y alimentos que no

Empecemos por el principio, pues no habría dientes que blanquear si no se ensuciaran en un primer momento. Hay muchos hábitos (como fumar) y sobre todo alimentos que pueden causar manchas en los dientes y un cierto color amarillento en los mismos. Por ejemplo el más famoso causante de los dientes amarillos es el café, pero también se incluyen tés y refrescos carbonatados. Además los cítricos, lácteos, el azúcar refinada o la cerveza pueden empeorar el problema. Todo esto acompañado de una falta de higiene bucal.

Pero hay esperanza, también tenemos muchos productos que te ayudarán a mantener tu esmalte sano y tu sonrisa blanca y perfecta. Hablamos de alimentos como las manzanas, ideales si comes fuera de casa y no te puedes cepillar, o de peras y zanahorias. Otros como las espinacas, el brocoli, el pepino, el queso o las semillas de sésamo también te ayudarán a proteger tus dientes.

Pero pongamos en situación, supongamos que ya tenemos el problema de los dientes manchados y queremos resolverlo ¿cómo lo hacemos de manera natural?

Cómo blanquear los dientes naturalmente

  • Zumo de limón. Una de las maneras más naturales de blanquear los dientes es con zumo de limón. Haz una pasta con el zumo de un limón y una cucharadita de bicarbonato de sodio (o en su defecto, usa sal). Luego, simplemente frota muy bien los dientes con esta pasta y finalmente enjuagar con agua fría abundante. Como sabéis en esta web nos gustan mucho los remedios naturales a base de bicarbonato y limón.
  • Masticar manzanas o zanahorias de forma regular. Tanto las manzanas como las zanahorias no solo son sanas y están riquísimas, sino que contribuyen a blanquear los dientes solo con que las mastiques regularmente. Es algo que seguro que no te supone ningún esfuerzo, fortalecerás tus encías y blanquearás los dientes casi sin querer.
  • Cáscara de naranja + hojas de laurel. Este es uno de los métodos para blanquear los dientes más efectivos que existen y más naturales. Simplemente tendrás que triturar cáscaras de naranja y hojas de laurel. Luego, coge este resultado y frota bien los dientes. A continuación enjuaga con agua fresca y notarás los efectos con un par de aplicaciones.
  • También puedes utilizar la cáscara de naranja sin triturar, simplemente te frotas la parte interior de la cáscara en los dientes, cepillas de manera natural 30 minutos después y listo! También lo puedes hacer con el interior de la cáscara de un plátano.
  • Pulpa de fresa. Seguro que has oído en más de una ocasión que las fresas son un potente blanqueador de los dientes. Pues es verdad. Además, podrás hacer rápido el proceso. Solo tendrás que coger un poco de pulpa de fresas y frotarlas con los dientes durante unos minutos. Luego enjuagas, utilizas hilo dental para eliminar algún resto de la semilla de la fresa que pudiera quedar y listo. Dientes más blancos fácilmente!Dentífrico ecológico natural

Estos son algunas de las formas más efectivas para blanquear los dientes de manera natural, pero tenemos una solución para todas aquellas personas a las que estos remedios caseros le parecen complicados o… pesados pero que quieren huir de las pastas de dientes comerciales llenas de microplásticos: Un dentífrico natural a la menta con ingredientes 100% naturales

Nosotros desde que lo probamos no usamos otra cosa para uso habitual, y una vez por semana utilizamos zumo de limón y bicarbonato para una limpieza más profunda.

Con estos trucos jamás estarás dañando el esmalte, porque estarás blanqueando los dientes de la manera más natural posible, sin agentes corrosivos, así que opta por la manera cómoda o por la manera más casera, pero abandona la pasta de dientes del supermercado, tus dientes y encías te lo agradecerán.