Antiguamente se consideraba una buena idea que las madres lactantes consumieran cerveza para aumentar su producción de leche. Ahora, excepto para sus consumidores habituales y acérrimos defensores del líquido elemento, esta afirmación puede resultar cuando menos curiosa. Pero son muchas las propiedades de la levadura de cerveza que tienes que conocer.

Propiedades de la levadura de cerveza

Aunque no está demostrado que la cerveza en sí consiga este beneficio para las madres lactantes, su levadura si que ha pasado con éxito los estudios que se han realizado al respecto. Estos estudios no sólo es que avalen los beneficios en el caso de embarazadas o madres lactantes gracias a su alto contenido en ácido fólico, proteínas y vitaminas del grupo B, sino que demuestran que su consumo diario en dosis adecuadas producen una mejora general del funcionamiento del organismo.

¿Pero qué es exactamente la levadura de cerveza? Este tipo de levadura u hongo (Saccharomyces cerevisiae) se utiliza para fermentar la malta consumiendo sus azúcares y poder obtener así la cerveza.

Puedes tomar levadura de cerveza en cápsulas, tabletas o comprimidos

Se puede encontrar como suplemento fresca, en cápsulas, tabletas o comprimidos en tiendas especializadas y farmacias. Si quieres comprar comprimidos de levadura de cerveza en nuestra tienda los encontrarás a buen precio, y lo recibirás rápido en casa.

Las propiedades de la levadura de cerveza son muchas.  Su contenido nutricional gracias a su nivel de proteínas, la hacen ideal como suplemento alimenticio, ya que proporciona al cuerpo los oligoelementos que pueda necesitar. Su alto contenido en vitamina B, hace que nuestro sistema inmunológico se fortalezca, que nuestros cabellos y uñas crezcan fuertes, y su alto contenido en potasio consigue que nuestra circulación sanguínea mejore.

La cerveza es buena en personas diabéticas o con colesterol

Las personas diabéticas o con el colesterol alto, sólo necesitan incluir la levadura de cerveza en su dieta para conseguir una mejora considerable gracias a sus ácidos grasos insaturados y su contenido en lecitina.

Es tan polivalente que en las dietas de control de peso, es ideal tanto para ganar como para perder peso, para ganar debido a su alto contenido en nutrientes y para perder porque es una excelente reguladora del apetito.

A pesar de no tener apenas contraindicaciones, las personas con enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o enfermedades por hongos deben abstenerse de añadirla en su dieta. Pero sí son muchas razones para hacerlo. Nosotros recomendamos el consumo de la levadura de cerveza por sus múltiples propiedades, es una poderosa aliada a la hora de mantener nuestro organismo en perfecto estado.