¿No te gustaría tener un cutis terso y suave? Nuestra piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y el que más expuesto está a todo tipo de agresiones exteriores. Estas agresiones diarias se reflejan en nuestra piel en forma de arrugas, manchas o bolsas bajo los ojos. Si quieres lucir buen aspecto y no dejarte un dineral en tratamientos de belleza, puedes probar a hacer tus propias mascarillas. ¿Quieres conocer algunas mascarillas naturales para hacer en casa?

Dentro de las mascarillas para hacer en casa podemos encontrar mascarillas exfoliantes, hidratantes o reparadoras entre otras. Aquí van unas cuantas:

Mascarilla de miel y limón

Mezclar una cucharada de miel con una cucharada de yogurt natural y 10 gotas de limón. Si la miel está muy solidificada, a lo mejor necesitas aplicarle calor hasta que se vuelva más liquida.
Remover bien la mezcla. Aplicar con una brocha por toda la cara evitando el contorno de los ojos y retirar después de media hora lavándola con agua templada.
Esta mascarilla es muy efectiva para la limpieza del cutis y eliminar puntos negros.

Mascarilla para piel grasa de kiwi y limón

Esta es una de las mejores mascarillas naturales para hacer en casa. El kiwi es una fruta que destaca por sus propiedades astringentes. Para preparar la mascarilla tritura con la batidora un kiwi pelado y troceado, junto con dos cucharadas de yogurt natural, hasta conseguir una pasta homogénea. Extiende la pasta sobre el rostro y elimínala al cabo de 15 minutos con agua tibia.

Mascarilla hidratante de clara huevo

Después de someter tu rostro a un baño de vapor para abrir los poros, extiende por todo el área la pasta obtenida de mezclar la clara de huevo y dos cucharadas de miel. Dejar actuar durante 20 minutos y retirar con agua tibia.

Mascarilla reafirmante de pepino

Para elaborarla necesitas un pepino maduro mediano (unos 10cm), una clara de huevo y una cucharada de leche en polvo. Utiliza el jugo obtenido de licuar el pepino junto con los otros ingredientes para elaborar una pasta espesa. Déjala actuar durante media hora y después elimínala con abundante agua tibia.

A pesar de ser mascarillas naturales, como cualquier producto, estas mascarillas naturales para hacer en casa pueden producir reacciones en cutis muy sensibles, así que siempre es aconsejable que antes de lanzarte de lleno a la preparación de mascarillas caseras compruebes que no eres alérgica a alguno de sus ingredientes.

Recuerda que en la sección de belleza e higiene de yosoyBio encontrarás los mejores imprescindibles naturales para limpiar las impurezas de la piel.